The Blog

Persol 649: Steve McQueen en “El caso de Thomas Crown” (1968)

El nombre de Steve McQueen siempre va a estar asociado a sus inseparables gafas de sol: el modelo 649 de Persol. Diseñada por la firma en 1957 para los conductores de tranvías de Turín, pronto se convirtieron en mucho más que un objeto funcional.

Clásicas del cine internacional, el primero en lucirlas en pantalla fue Marcello Mastronianni en “Divorcio a la italiana” (1961). Y siete años después McQueen. Aunque esta vez no fue por directrices de guión, sino por gustos personales. El actor, que se encontraba en pleno rodaje de “El caso de Thomas Crown” (1968) en la que interpreta a un millonario hombre de negocios que flirtea con el crimen, consiguió traspasar su estilo a la pantalla, convenciendo al director del film, Norman Jewison, para que le dejara llevar sus gafas también como Crown. Apostando por lentes en tono azul-violáceo para que se pudieran ver sus ojos, la decisión fue todo un acierto que le otorgó una gran carácter al personaje.

Desde entonces, la inimitable forma del modelo 649 de Persol se ha convertido en el símbolo inconfundible de la marca que se ha mantenido igual desde 1957 hasta ahora.

Cartier Vendome Santos: Christopher Walken en “Panorama para matar” (1985)

Interpretando a Maximiliano “Max” Zorin, el malo de la historia en “Panorama para matar” (la decimocuarta película de James Bond-, Christopher Walken lució mejor que nadie el modelo Vendome Santos de Cartier.

El diseño con forma de aviador es un clásico de los años 80. Icónico de la firma de lujo, su modelo original se presentó en tres diferentes estilos: Laque (con puente nariz lacado), LC (Louis Cartier, con puente nariz con rayas horizontales) y el utilizado por Walken en el film, el modelo Santos (con tres cuadrados de metal con tornillos de oro).

Sin duda, se trata de una de las gafas más lujosas de la historia. Una pieza de colección, sinónimo de status, gracias a su estructura bañada en oro de 18 quilates y que hoy día sigue demandándose y vendiéndose tanto, o quizá más, que cuando se creó a principios de los 80.

Ray-Ban Wayfarer: John Belushi y Dan Aykroyd en “Blues brothers” (1953)

Los hermanos “Joliet” Jake y Elwood Blues, interpretados por John Belushi y Dan Aykroyd dieron vida a The Blues Brothers, el dúo musical que nació en el programa The Saturday Night y que saltó a la fama a raíz de la película que se estrenó en 1980. Representantes del R&B, blues, soul, jazz y rock, es difícil imaginarles sin sus míticas gafas, las Original Wayfarernegras.

Cuentan las malas lenguas que durante el rodaje de la película Belushi pudo llegar a utilizar hasta 1000 pares diferentes del modelo. Y a nosotros, no nos extraña nada. Un éxito sin precedente, este modelo de Ray-Ban nació en 1952 y gracias a músicos, artistas y celebridades que cayeron rendidos a sus pies, se convirtieron -y siguen siéndolo- en un verdadero icono de la cultura pop.

De montura plástica, el diseño de las Wayfarer supuso una ruptura con las tradicionales monturas metálicas. Actualmente, es el modelo de gafas más vendido e imitado de la historia.

Ray-Ban Shooter: Jhonny Depp en “Miedo y asco en las Vegas” (1998)

El culpable de que Johnny Depp llevara unas Ray-Ban Shooter Aviator para interpretar al periodista Raoul Duk, no es otro que Hunter S. Thompson, autor del libro en el que está basada la película. Diseñada originalmente para cazadores y tiradores profesionales, este tipo de montura se convirtió en una gafa muy popular entre los consumidores de LSD -como el personaje de Depp-, por las características potenciadoras de los efectos de los alucinógenos sobre las lentes de alto contraste amarillas.

El modelo Shooter, que fue creado en los años 40, fue el segundo diseño de la conocida marca de gafas tras sus famosas Aviator. Prestando especial atención al doble puente y a la barra frontal ribeteada de acetato, las Shooter tienen un diseño con varillas esbeltadas para acentuar el círculo decorativo en forma de bala que se encuentra en el centro de la montura. Sin duda, unas gafas con muchas personalidad.

Ray-Ban Balorama: Clint Eastwood en “Harry el sucio” (1971)

En 1967 llegaron las gafas de sol Ray-Ban Balorama y el culpable de su éxito es Harry “el Sucio”. O, mejor dicho, el polifacético actor Clint Eastwood.

Interpretando a un violento, rudo y poco ortodoxo inspector del departamento de homicidios de la policía de San Francisco (California), el uso de unas gafas para acentuar esta personalidad eran más que necesarias. Y las Balorama RB4089 encajaban perfectamente con el personaje.

Cómodas y elegantes, este modelo se caracteriza por su montura envolvente con lentes en forma de almohada contorneada fabricada en propionato.

Ray-Ban Clubmaster: Tim Roth en “Reservoir Dogs” (1992)

Fue el debut de Quentin Tarantino como director de cine en 1992. El film, lo tenía todo: un robo organizado, un reparto excepcional -Harvey Keitel, Tim Roth, Chris Penn, Steve Buscemi, Lawrence Tierney y Michael Madsen-, y, por supuesto, unas gafas de película.

De traje negro y con gafas Ray-Ban, algunas de las escenas de la película han quedado grabadas en nuestra retina. Imposible olvidarles caminando con paso firme yescondidos tras sus imponentes Wayfarer de pasta negra y unas elegantes Clubmaster RB 3016 de Mr. Orange (Freedy Newendyke), interpretado por el actor Tim Roth.

De estilo retro y atemporal, el modelo Clubmaster está inspirado en los años 50 y destaca por su clásica forma “brownline”. Un clásico de los referentes intelectuales y culturales, disponible con montura negra o marrón cuya elección siempre representa una declaración de intenciones.

Pierre Cardin: Michael Caine en “Pulp” (1972)

Mucho  antes  de  que  Tarantino  crease  la  insuperable  “Pulp  Fiction” (1994), Mike  Hodges  dirigió  un thriller  en  clave  de comedia  “Pulp” (en España “Historias Peligrosas”). Y su  protagonista  no  podía  ser otro  que  el  grandioso  Michael  Caine  interpretando a Mickey  King,  un  escritor  de  novelas  policíacas baratas de “cuatro ojos”.

Caine, siempre elegante, convirtió este modelo de gafas en un símbolo de estilo de los años setenta. Firmadas por Pierre Cardin, el modelo C22 se caracteriza por una montura de carey de amplio grosor y una geometría muy peculiar.

Además, cabe resaltar que este modelo supuso toda una revolución en la estética del actor.Acostumbrado a lucir siempre gafas de pasta negra, Caine se decantó esta vez por unas de color más claro y con lentes violetas.

Ray-Ban Aviator: Tom Cruise en “Top Gun” (1986)

Un jovencísimo Tom Cruise daba vida en 1986 al teniente Pete “Maverick” Mitchell en “Top Gun: Ídolos del Aire”. Maverick, siempre con gafas de sol, lucía imponente el modelo más popular de la firma Ray-Ban: las Aviator 3025.

Diseñadas originalmente en 1937 para los aviadores de los Estados Unidos, las gafas de sol Aviator Classic son un modelo atemporal que combina un atractivo estilo de aviador con una calidad, comodidad y beneficios excepcionales. De montura clásica dorada, su gran variedad de lentes proporcionan una nitidez visual óptima y el 100% de protección contra los rayos ultravioleta.

Como dato curioso, según la revista Time, las ventas del modelo Aviator de Ray-Ban subieron un 40% debido a su aparición en “Top Gun”.

Via El Español

×
Le hemos redireccionado a su WhatsApp, cierre esta ventana para seguir viendo la web